Tras varios años de fantasear sobre el proyecto y cansarnos de acudir durante meses a la Agencia de desarrollo local del Ayuntamiento de Barcelona, decidimos alquilar  el numero 9 de la calle Viladomat, en pleno centro del barrio en auge de Sant Antoni. Y por fin empezó todo. Dejábamos papel&sueños para entrar en  la realidad. Un miércoles 4 de Abril nos dieron las llaves de un local en deplorables condiciones . En 78 días (y casi sus noches)  lo reformamos por completo, con nuestras manos y la impagable inspiración del interiorista Iban Calzada de IBN (Ideas i buenas noticias. Servei creatiu). Y así llego el 21 de junio del 2012, inaugurábamos por la tarde , multitud de gente había confirmado su asistencia , se respiraba la tensión típica de un gran momento. Solo faltaba poner la guinda al pastel: el cartel de EL RECIBIDOR. Era medio día y todavía no lo habían acabado, las horas pasaban. Sería imposible... pero llegamos a tiempo para colgarlo presidiendo la entrada y esperamos de todo corazón que siga ahí durante muchos años. ¡Larga vida a EL Recibidor!